Photos Larramendi.com
   
 
Exposiciones Personales
   
  La Cubanía artículo
  Solo Detalles artículo
  El Detalle de Una Exposición
  artículo
  ▪ La mirada cubana de Julio Larramendi artículo
   
Exposiciones Colectivas
English | Español
Solo Detalles

La Habana anclada en el mar y punto de reunión entre América y España fue fundada a la sombra de una frondosa y acogedora Ceiba devenida como uno de sus símbolos más preciados. Colonia pobre que fue haciéndose rica y deseable, ciudad de contrastes, vieja villa mestiza de blancos y negros, colonialistas y criollos, poderosos y esclavos, dulcemente barroca llamada Llave y Antesala del Nuevo Mundo.

Esta Habana nos convoca a conocer sus grandes fortalezas, levantadas para defenderla de corsarios y piratas, sus casonas con techos moriscos que han perdurado durante más de dos siglos o sencillas viviendas abiertas al sol y a la brisa, monumentales palacios de gobierno de sobria expresión lineal, teatros por donde desfilaron los mejores artistas de su época, iglesias marcando con sus campanas el lento acontecer diario, portales por los que se podría transitar a la sombra, rejas elaboradas hasta su mimetismo en encaje, gurdavecinos, portafaroles y lucetas cuajadas de gracia y color. Y nuevos barrios que fueron creciendo y creciendo abiertos a otras épocas y estilos, con suntuosas mansiones, grandes hoteles, compactos edificios de hormigón armado exentos de decoración y al final, cementerio para el eterno descanso profusamente orlado de mármoles y estatuaria.

Encanto múltiple y renovado a pesar de la huella imperecedera del tiempo y de los hombres, con arrugas y cicatrices algunas ya sabiamente sanadas, que le valieron al recinto enmarcado por sus antiguas murallas la categoría de Patrimonio de la Humanidad.

Ahora en solo DETALLES miramos y vemos más, descubrimos aquello que pasa a simple vista dentro de la opulencia omnipresente de la obra total y que sin embargo tiene también su propia expresión llena de gracia y encanto.

Solo y algunos detalles de una vasta y rica colección pública que puede enriquecerse a voluntad siempre que nos dispongamos a andar y desandar tantas veces esta hermosa y querida ciudad.

Detalles que se rebelan apresados y acercados sabiamente, que hablan con textura palpable y efectos de luz atrapados en solo un instante. Sedimento de generaciones que han ido aportando su huella con el trabajo oculto de tantos y tantos artífices que nunca veremos y que quisiéramos conocer.

He aquí: mirar, ver, observar, distinguir, inventar, crear

Le Corbusier

Mensaje a los arquitectos cubanos con motivo del Congreso de la UIA - 4-9-63

"muchos son los que miran y pocos los que ven

Henry Cartier - Bressosubir

   
 
   fotoslarramendi.com © 2003 - 2007